lunes, 23 de enero de 2012

LA SECCION DE TENIS DEL ATLETICO DE MADRID

El 30 de marzo de 1905, la revista “Arte y Sport” publicó:”El Athletic F.C. ha preparado convenientemente en su campo de juego [Retiro] un trozo de terreno para celebrar partidos de lawn-tennis, en los cuales juegan tenistas destacados. La Junta Directiva y sobre todo el Sr.Acha [presidente] debe estar de enhorabuena. Así, elevan el nivel de la Sociedad y todos sus socios lo acogen con buen gusto”. Por lo tanto, vemos como el tenis se practicaba en el Athletic desde sus primeros años de vida.

En 1913, con el traslado del Athletic al campo de O’Donnell, el tenis cobró más fuerza en la entidad. El club habilitó dos pistas de tenis para que sus socios practicasen este deporte. Las pistas de O’Donnell destacaron como las mejores del Madrid de la época. De las dos pistas iniciales se llegaron a las dieciocho, asimismo hay que destacar que el club gastaba 6 pelotas diarias y una raqueta encordada que valía 25 pesetas procedente de la Casa Ramo, para los jugadores de primera categoría.

La ampliación de la sección con la llegada de las mujeres provocó que se construyese una caseta-chalet junto a las pistas, en el ángulo opuesto a la caseta de los hombres; además, se aumentaron el número de las pistas. El Athletic Club de Madrid se convirtió en el principal referente del tenis madrileño. Julián Ruete apoyó con denuedo al tenis en aquellos años.

Desde 1913 hasta 1936, los mejores tenistas españoles jugaron en las pistas del Athletic Club de Madrid tanto en O’Donnell como en el Metropolitano. Destacaron los siguientes jugadores y jugadoras: Concha y Teresa Liencres, Saavedra, González-Castejón, Carmen Portago, Josefina Gomar, Margot Calleja, Pepa Chávarri (campeona de España durante muchos años), Julio Fleischner, Fernando Asuero (guardameta de fútbol), Alvaro Aguilar (presidente del Athletic de 1919 a 1920), los hermanos Satrústegui (jugadores de hockey), Manolo Gomar (también jugador de fútbol y hockey), Manuel Alonso y su hermano José María Alonso; incluso el célebre matador de toros, Juan Belmonte, solía practicar el tenis en O’Donnell.

De todos ellos, sobresalieron el conde de Gomar y Manuel Alonso. Vamos a conocerles.
Manuel Alonso de Areyzaga nació el 12 de noviembre de 1895 en San Sebastián (Guipúzcoa). En 1921, Alonso llegó a disputar las semifinales del Torneo de Wimbledom para perder por 5-7, 4-6, 7-5, 6-3 y 6-3 frente a B.N. Norton quien cayó ante W.T.Tilden en la final. También hay que reseñar su victoria contra Tilden en cinco sets en el Torneo de Buffalo (Estados Unidos de Norteamérica) en 1923. Además, el tenista español fue cuartofinalista del Open USA en 1922, 1923, 1925 y 1927, semifinalista en Roland Garros en 1921, estuvo en el U.S. Top Ten en 1925, 1926 (número 2) y 1927, y también en el World Top Ten durante tres años 1925, 1926 y 1927 (número 5).

Asimismo, Alonso fue campeón de España en categoría individual en tres ocasiones (1915, 1919 y 1920) y en dobles junto a Gomar. También el tenista vasco jugó nueve eliminatorias de la Copa Davis durante seis años con este balance: 18 encuentros individuales, 11 victorias y 7 derrotas; 7 dobles, 3 triunfos y 4 derrotas. Además fue olímpico en Amberes’20. Alonso sobresalía por su juego desafiante y atacante, su excelente volea, su dominio del juego de la red, su enorme ímpetu, su inspiración y su genio; estuvo considerado entre los diez mejores tenistas del mundo de aquellos tiempos. Por último, Manuel Alonso entró en el International Tennis Hall of Fame en 1977; Alonso y Manuel Santana son los únicos españoles que poseen este honor. Manuel Alonso murió el 11 de octubre de 1984 en Madrid.

Manuel Pérez Seoane, Conde de Gomar, nació el 21 de septiembre de 1897 en Madrid. Gomar destacó con un “sportsman” ya que llegó a practicar con éxito el fútbol, el hockey y el tenis, siempre en el Athletic Club de Madrid. Gomar conquistó el Campeonato de España tanto en individual (1916, 1917 y 1918) como en dobles junto a su inseparable Alonso. Asimismo, el Conde de Gomar perdió la final de dobles de Wimbledom en 1923 formando pareja con Flaquer al caer frente a Leslie A.Godfree y Randolph Lycett por 6-3, 6-4, 3-6 y 6-3 (fue la primera pareja española en llegar a la final, luego sólo Sergio Casal y Emilio Sánchez Vicario alcanzaron la final para caer ante los estadounidenses Flach y Seguso en 1987); además, perdió la final del Campeonato del Mundo de pista de tierra en Amberes en 1922 contra Lochet, cayó en las semifinales del Campeonato del Mundo de Pista Cubierta en Barcelona en 1923 frente a idéntico adversario y en los cuartos de final del Torneo de Wimbledom en 1923.

También el Conde Gomar participó en seis eliminatorias de la Copa Davis durante tres años con estos resultados: 12 partidos individuales, 7 victorias y 5 derrotas; 6 dobles, 3 triunfos y 3 derrotas; además, tomó parte en la Olimpiada de Amberes’20. Manolo Gomar destacó por su juego fácil, técnico y elegante. En 1923, el conde de Gomar dejó el tenis por una grave enfermedad; más tarde, el genial deportista falleció el 23 de enero de 1935.

El tenis siguió practicándose en el seno del Athletic Club de Madrid hasta la Guerra Civil Española. Después, la sección de tenis no volvió nunca más. El diario “Marca” destaca la importancia del Athletic en el tenis español con un artículo titulado:”Los jugadores del Atlético de Madrid dieron a conocer el tenis español en el campo internacional”, “Manolo Alonso y el Conde de Gomar salieron de las pistas de O’Donnell”, “En su época ganaron a las mejores raquetas del mundo”. En definitiva, el tenis español debe mucho al Athletic Club de Madrid como uno de los pioneros de este deporte en nuestro país.

7 comentarios:

Rafael dijo...

A mi la sección de tenis y su historia me ha impactado enormemente.
¿Qué hubiera sido del tenis español sin el Atlético de Madrid?

Pusimos la primera piedra del tenis español, y esto hay que gritarlo a los cuatro vientos, no lo podemos dejar caer en el anonimato, es un hecho histórico.

Si yo fuera presidente del Atlético de Madrid sacaría pecho y estaría restregando este hecho especialmente a los vecinos de la capital. Por mis cojones que arrancaría de Santana o Nadal un: "gracias al Atleti hemos sido..."
Pero por desgracia los Golfos han borrado la historia del ATM de la página web y así es complicado informar a muchas personas de este aconteciomiento.

Luego harán vídeos promocionales de los JJOO y no nombraran al Atlético de Madrid, con lo que este club ha aportado al deporte español, más que el vecino tramposo.

Es la bomba que unos tenistas del Atlético de Madrid hayan llegado lejos en torneos como Us Open, Roland Garros o Wimbledon.

Yo de verdad, leer estas cosas me suben los ánimos. Me siento orgulloso del Atlético de Madrid por estas cosas.

Espero que a la gente le impacte este artículo, siempre hablamos de los éxitos del Balonmano o Voleibol, y luego resulta que también en otros deportes hemos dejado nuestra "marca" para bien. Lo del tenis es la caña.

Un saludo, y muchas gracias a Fernando por este pedazo de artículo.

futbollium dijo...

Fernando no crees que Real y Atlético, como principales clubes de Madrid - con todo el respeto par el resto de clubes de la Comunidad - deberían implicarse más en otros deportes minoritarios con la ayuda de las instituciones locales ?

Un saludo

Rafael dijo...

Los Giles y Cerezos no van a apoyar ningún deporte, a no ser que puedan sacar tacajada para sus bolsillos.

No nos olvidemos que los Golfos se cargaron varias secciones del Atleti, por ejemplo la de hockey hierba femenino que tenía un coste de 2 millones de pesetas en 1992, ya veís que costosa.
Y además han borrado de la página web del club toda la historia del Atleti, entre ellas la de las secciones.
Por su culpa mucha gente no conoce esto del tenis por ejemplo, cuando es para estar orgullosos de esta sección y por antigüedad el Atlético debería de organizar la Copa del Rey de tenis, cosa que ahora hace el Club de tenis de Huelva, pero esto no interesa

Los Golfos en su día no quisieron apoyar el proyecto de balonmano de Lorenzo Rico y Cecilio Alonso, y eso que no tenían que poner pasta, solo ceder los derechos del nombre del Atlético de Madrid, era lo único que pedían los jugadores veteranos, pero los Golfos los mandaron de paseo.
Ahora los Golfos no pagan a Diaz de Mera el supuesto patrocinio del BM Atlético de Madrid, y si pagan será con retraso. O sea que ya veremos los consecuencias, al igual el equipo se les desmorona, y Diaz de Mera esta cada día más harto, y Talant con las maletas preparadas para irse a Alemania, también cansado.

También el club "patrocina", sin poner pasta, el futsi Atlético de Madrid-Navalcarnero. Excelente labor la de este equipo por cierto.

O sea, que los Golfos apoyan los deportes que quieras, pero no ponen pasta, quieren que la ponga un tercero y ellos colgarse las medallas depués con toda la cara dura. Y aparte que les caíga bien las personas que dirijan X deporte, sino no te emprestan el nombre del Atlético de Madrid.

Si el Atlético de Madrid fuera de sus socios otro gallo cantaría, se recuperarían la secciones básicas del club y se podrían apoyar otras.

FERNANDO SANCHEZ POSTIGO dijo...

Por supuesto que Madrid y Atlético deberían promocionar el deporte de base en Madrid, pero no quieren. El ejemplo contrario es el F.C.Barcelona que apoya todo tipo de deportes. Antes el Madrid y el Atlético si lo hacían,pero han perdido categoría en este apartado.

El Futre de Leganés dijo...

Puñeteros golfos, cada día más harto. Y la afición en la hipnopia, gracias a los medios paniaguados. Gracias por hacernos saber más de NUESTRO club.

Salud.

El Futre de Leganés dijo...

Puñeteros golfos, cada día más harto. Y la afición en la hipnopia, gracias a los medios paniaguados. Gracias por hacernos saber más de NUESTRO club.

Salud.

fran(alfa-123) dijo...

Me encanta tu blog, espero sigas así,yo también me considero un blogger aunque no a tu nivel todavía, espero no te importe que deje mis blogs para que la gente de tu blog pueda visitarlos, tienes permiso para hacer lo mismo en el mío un saludo y gracias por entretenernos

Descargar Ares

terror

como besar

gracias, sige así